Ahora camino

Ahora camino

-¿Nervioso?                                                                                                                                             +Si, un poco.                                                                                                                                           -¿Es la primera vez?                                                                                                                         +No, ya había estado nervioso antes.

Bienvenido. Permíteme que con esta entrada te invite a reflexionar, y a caminar. Permíteme poner en duda todo lo que me rodea para que tú, tras leer esta entrada, hagas lo mismo. Intentaré no ser soso, ni aburrido, ni pretencioso, intentaré que plantees tu vida de la mejor manera posible. Deséame suerte. O no, ¡no lo hagas! Deséate suerte.

Hace tiempo, mientras mantenía una conversación telefónica con un buen amigo, el individuo en cuestión me lanzó una pregunta que hasta hoy, no he sido capaz de olvidar. ¿Por qué te levantas cada mañana? Por increíble que parezca, era, y sigue siendo, la pregunta más complicada que me han hecho jamás. Nada más escucharla me bloqueé, me quedé en blanco, no sabía qué decir. Durante diez segundos, eternos, medité una posible respuesta: ¿los estudios?, ¿los amigos?, ¿mi futuro? No respondí, y aún hoy, meses después, sigo sin responder.

Antes de continuar, me gustaría que te hicieses la misma pregunta. Me gustaría que reflexionases. Si no lo haces o no crees que vaya contigo, te pido por favor que dejes de leer. O vas con todo, o no vas, pero no se va a medias. En el mundo ya hay suficiente mediocridad.

Yo no he sido capaz de responder por miedo. No soy lo suficientemente valiente para anclar mi vida a algo o alguien, para afirmar con rotundidad que, hasta ahora, he dedicado mi vida a ser un vagabundo de la misma. Para responder a la pregunta, todos nosotros necesitamos un objetivo, una meta tan superior a nosotros mismos que nos sobrepase a cualquier ámbito. Necesitamos, yo el primero, un ideal cuya búsqueda nos proporcione la liberación necesaria para afrontar, día tras día, todas las batallas que se presenten.

Mientras este ideal no se presente, hemos de ser caminantes, no vagabundos, caminantes. No hay camino, se hace camino al andar. Hemos de caminar para que un día, la pregunta ¿Por qué haces lo que haces? deje de suponer profundos quebraderos de cabeza. Hemos de caminar con sentido para encontrar esa meta tan ansiada que complete nuestras vidas. Espero, por último, que un día al volver la vista atrás, veas la senda que nunca has de volver a pisar.

Por eso, yo ahora camino. Y no te olvides de disfrutar mientras camines.

i_now_walk____into_the_wild__by_crody-d5yjj5dJuan T.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en GRUPO B, Juan T.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s