LAS 10 EXCUSAS QUE PONES CUANDO PIERDES AL FIFA

LAS 10 EXCUSAS QUE PONES CUANDO PIERDES AL FIFA

1.”Hace mucho que no juego”

Antes de comenzar el encuentro, ya empiezas a poner tus primeras excusas avisando de que hace tiempo que no juegas; que estás oxidado. Es mentira claro, pero tú te cubres las espaldas por si acaso.

2.”Este es el mando malo; el R1 no funciona”

Te han marcado cuatro goles en la primera media hora e intentas buscar una explicación racional. La culpa siempre es del mando. Lo miras con cara de ‘Qué baño me están pegando’.

3.”Con Messi/Cristiano, así también ganó yo…”

Te están ganando con el Real Madrid o con el FC Barcelona. Messi o Cristiano te han colado goles de todos los colores y sueltas la excusa para justificar tu empanamiento. Da igual que tú estés jugando con el Bayern o el City…

4.”No te has merecido ganar, ¡mira las estadísticas!”

Sí, sí perfecto. Has terminado con la posesión en tu poder, has lanzado más saques de esquina, pero nadie tiene la culpa de que tus delanteros sean unos mantas.

5.”Todos los goles a la contra / Todos los goles de córner / Todos los goles de rebote / Todos los goles desde fuera del área”

Te han humillado y no sabes qué decir. Lo único que se te ocurre es desacreditar los goles de tu rival. Solo valen los bonitos.

6.”Oye, espera que estaban los controles cambiados”

Primer disparo a puerta y te lo meten. En esa búsqueda incesante de buscar porqués revisas de nuevo que estás en Alternativo y no en Personalizado A. Y efectivamente, los controles estaban bien.

7.”Porque no sé definir, si no te hubiera machacado”

Has tirado 20 veces y todas al muñeco, pero tu amigo tiene mejor puntería y mete la primera que tiene. Pero casi mejor, si terminas perdiendo, te servirá como excusa.

8.”Joder, no he quitado a Arbeloa”

Empieza el partido y te das cuenta de que no has quitado a Arbeloa o a cualquier otro cono que esté en tu equipo. Mejor porque si pierdes, también te servirá como excusa.

9.”¡A ese no era, al de abajo!”

Eres el rival más débil, sabes que solo vas a tener dos durante todo el partido y para una vez que ves a tu delantero solo, le das al triángulo y se la pasa al que estaba en fuera de juego.

10.”¡Pero cómo me pitas ahí!”

Último minuto. Empate en el marcador. Córner en tu contra. Tu defensa logra despejarlo e inicias el contraataque. Ya estás viendo el gol. Dos para dos, pero el árbitro decide pitar el final.

Álvaro S.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Álvaro S., GRUPO A. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s